Bendiciones de Pascua de Maryknoll

Mientras celebramos la resurrección de Jesucristo, quiero tomar un momento para darle las gracias sus oraciones y su generoso apoyo a nuestro trabajo misionero.

Que la resurrección de Cristo les traiga esperanza y la seguridad de que Dios está con nosotros a través del amor de Jesús.

Suyo en Cristo,

Padre Ray Finch
Superior General – Padres y Hermanos Maryknoll

Shalom:
Cuando Dios abre camino

Shalom, dijo y nos mostró
sus manos, Shalom, sus heridas, su costado.
¿Cómo pasó  a través de las puertas cerradas,
y más aún, cómo él, que ha estado muerto,
ahora está en medio de nosotros vivo? Shalom.

Resucitado, aunque todavía herido, aparece
en contra de toda razón, lógica, sentido común
y confiere a todos los que tienen las esperanzas destrozadas,
cuyos sueños no se cumplen:
Shalom.

Para aquellos agobiados, inclinados y rotos
sin culpa propia, o con toda la culpa,
viene una integridad santa inesperada,
totalmente inmerecida.

Paz, hola, salud, adiós,
plenitud, en una palabra: Shalom.

En veinte: Dios nos conoce, nos ama,
nos perdona, nos cura, quiere que seamos
como Dios totalmente vivo
en el amor totalmente.

Shalom.

Que la paz de Cristo te perturbe
como un grano de arena a las perlas de ostras.

De las ardientes cenizas de miles de qué-sucedería-si y de otros tantos pudo-haber-sido viene esta palabra liberadora y vivificante.

Y nosotros con los corazones rotos por remordimientos y desilusiones, aplastados, tal vez, más allá de nuestra capacidad de soportar, extendemos nuestras dudas para tocar al que no puede ser, pero es, y allí encontraremos la respuesta a nuestro más profundo anhelo.

~ Padre Joseph R. Veneroso, M.M.
God in Unexpected Places (Orbis Books 2007)