La Temporada de Dar

Cómo Maryknoll Marca la Diferencia

Cuando los niños y las familias están en crisis—sea por enfermedad, hambre, guerra civil o abuso—los Padres y Hermanos Maryknoll responden con misiones de esperanza.

En los contextos donde hay desesperación, los misioneros Maryknoll llevan esperanza.

Su Ayuda Marca la Diferencia

Así es como los misioneros Maryknoll están ayudando:

La guerra civil y una grave sequía están causando indecibles sufrimientos en Sudán del Sur. El padre John Barth, M.M. lleva alimentos de emergencia y suministros médicos, así como combustible a la parroquia de Santa Teresa de Isohe. Para mantener a los niños en la escuela, él cubre sus gastos escolares. Luego, para cuidar de los refugiados de Isohe en Uganda, viaja cada semana al campo de refugiados de Palabek donde es testigo de la compasión de Nuestro Señor.

En Taiwán, el misionero con una docena de ocupaciones, el padre Joyalito Tajonera, M.M. dirige un programa de formación profesional para trabajadores migrantes. Las clases incluyen reparación de computadoras, administración de hospitalidad y terapia de masajes. El padre Joyalito también aboga por los trabajadores migrantes que son abusados o explotados, y proporciona vivienda para los necesitados. Como su párroco, el padre Joyalito les da la bienvenida a todos a la vida parroquial a través de la Misa y los sacramentos.

En las zonas más pobres de Cochabamba, Bolivia, el Padre Paul Sykora, M.M dirige tres programas para después de la escuela para casi 200 niños que están luchando con sus estudios porque no saben muy bien el español. Ellos son hijos de inmigrantes de áreas rurales donde no se habla español. El padre Paul se asegura de que los niños aumenten su habilidad en el idioma para que puedan ser los mejores estudiantes posibles e incluso puedan servir como intérpretes para sus padres que trabajan arduamente.

Nuestros programas de formación están capacitando a diáconos y líderes misioneros de primera línea en los Estados Unidos, quienes desean construir puentes con los pobres del mundo en desarrollo. Nuestros viajes de inmersión de corto plazo le dan a los fieles la oportunidad de ir a la misión y servir al Evangelio. Y nuestros recursos para maestros están trayendo la misión a las aulas.

Ayúdenos a seer testigos de la compasión de Nuestro Señor dando el ejemplo, para que de ese modo nuestra Iglesia Católica siempre sea un faro de esperanza para los pobres y oprimidos.

Devotees lighting candles (Bolivia)

Haciendo cuestión de honor no predicar la Buena Noticia allí donde el nombre de Cristo ya había sido invocado, para no edificar sobre un fundamento puesto por otros.

Romanos 15: 13

LAS BIENAVENTURANZAS (Mateo 5:3-12)

Felices los que tienen alma de pobres, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

Felices los afligidos, porque serán consolados.

Felices los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.

Felices los misericordiosos, porque obtendrán misericordia.

Felices los que tienen el corazón puro, porque verán a Dios.

Felices los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios.

Felices los que son perseguidos por practicar la justicia, porque a ellos les pertenece el Reino de los Cielos.

Felices ustedes, cuando sean insultados y perseguidos, y cuando se los calumnie en toda forma a causa de mí.

Alégrense y regocíjense entonces, porque ustedes tendrán una gran recompensa en el cielo; de la misma manera persiguieron a los profetas que los precedieron.

Usted puede asegurar que el mañana esté lleno de promesas para los más pobres del mundo.

Únase a nosotros y con su donación a Maryknoll, podemos ser testigos del amor de Cristo y poner en práctica nuestro compromiso como católicos con la justicia social y económica, especialmente en los países más pobres.