Romper las Cadenas de la Desesperanza

Una misión de compasión y misericordia

La falta de servicios de salud mental en Camboya es tan grave que muchas familias no tienen otra alternativa que encadenar a sus seres queridos para protegerse y proteger a sus vecinos.

Ayúdenos a LIBERAR a los enfermos mentales

Chhoeung empezó a mostrar síntomas de enfermedad mental a los 40 años, atacando a familiares y a niñas. Incluso trató de quemar su casa. Chhoeung tiene hoy 53 años y ha estado encadenado a su cama durante 13 años, sin poder caminar porque la cadena es muy corta. La familia es muy pobre y su hermana es la única que lo cuida.

Por suerte, el Padre Kevin Conroy, misionero en Camboya, es un sicólogo calificado que colabora con el equipo de salud mental de Maryknoll.

Las familias en Camboya afectadas por las enfermedades mentales dependen de nuestra compasión y amor, ahora más que nunca.

Removing the Chains of Despair (Cambodia)

La misión del Padre Conroy es clara: devolver a cada persona su dignidad humana. He aquí su plan:

  • Abrir un centro de tratamiento y rehabilitación propio de Maryknoll donde los pacientes reciban atención continua
  • Capacitar a los trabajadores para tratar a los enfermos mentales y a sus familias
  • Encabezar un programa de tres años de duración denominado “Romper las Cadenas de los Enfermos Mentales”, iniciado por el Ministerio de Salud
  • Elaborar un protocolo más humano para el cuidado a domicilio de los miembros de la familia que tienen esquizofrenia

¡El gobierno camboyano apenas dedica un total de $300.000 al año para tratar las enfermedades mentales… en un país de 15,5 millones de habitantes!

¡Ayúdenos a ACABAR con esta práctica cruel y a romper esas cadenas de la desesperanza con sus oraciones y con un don de misericordia!

Father Kevin Conroy comforts a man suffering from mental illness (Cambodia)

Si alguien goza de riquezas en este mundo y cierra su corazón cuando ve a su hermano en apuros, ¿cómo se puede decir que el amor de Dios habita en él? Hijos míos, no amemos con puras palabras y de labios para afuera, sino de verdad y con hechos.

1 Juan 3:17-18

El Padre Kevin Conroy consuela a un hombre que padece una enfermedad mental. El paciente está encadenado a su cama porque no hay servicios de salud mental a la disposición suya y de su familia.

A woman caged and bound (Cambodia)

ÚNASE A NOSOTROS y su donativo a Maryknoll garantizará que todas las personas a las que servimos—en Camboya y en cada una de nuestras iniciativas misioneras en el resto del mundo—sean atendidas con el respeto que se merecen y reciban la compasión de Jesucristo.