El Padre Jonathan Hill (L) fue ordenado sacerdote Maryknoll el 1 de Junio, 2019 y el Hermano Ryan Thibert (D) realizó su voto final como Hermano Maryknoll el 31 de Mayo, 2019.

Un Compromiso de por Vida

Sus oraciones y donaciones asegurarán que los Padres y Hermanos Maryknoll continúen preparando a los jóvenes para la vida religiosa mientras se embarcan en misiones para ayudar a los menos afortunados en más de 20 países.

Haga click aquí para apoyar nuestro trabajo

“”Él (Dios) siguió llamando y su llamado se hizo cada vez más fuerte, hasta que un día me desperté y estaba claro que ahí es donde me llamó y para lo que me llamó a hacer”.

~ Hermano Ryan Thibert, M.M.

¡Con sus oraciones y apoyo, está participando en un legado de fe que tiene más de 100 años!

Padre Jonathan Hill, M.M.

Una conversión del corazón. ¡Eso es lo que sucedió cuando Jonathan Hill, criado bautista, pidió una señal y descubrió que su llamado era convertirse en católico y luego en sacerdote! Pero fue el amor familiar y las lecciones aprendidas en la infancia lo que le inculcó la compasión por las personas del mundo.

Sus dos años en el programa Maryknoll de entrenamiento misionero en el extranjero en Tanzania lo acercaron al pueblo de Dios. Es allí donde él continuará su obra misionera después de su ordenación.

Hermano Ryan Thibert, M.M.

Comenzó con un interés en la misión y servicio en otras culturas. Y luego el trabajo del Espíritu Santo llevó al nativo de Ontario, Canadá, Ryan Thibert a Maryknoll. Escuchar al hermano Bob Butsch, M.M., hablar de su pasión por la misión en China, fue lo que aclaró la visión que este joven recibió para su vida..

Pero fue en el viaje de inmersión misionera a Jamaica—donde el Hermano Ryan ministró a niños huérfanos con incapacidades—lo que selló el trato.

Sirvientes del Evangelio

Hace más de cien años una chispa
de fe se convirtió en fuego.
De uno y de a dos, por decenas y centenas
a tierras lejanas y costas extranjeras
de todo el mundo llegaron
con luz para conquistar la oscuridad.

Anunciando al amor como una santa cura
y paz para conquistar el odio y la guerra
desde el Monte de María salieron
y a las cuatro esquinas del mundo fueron enviados
dando mucho, recibiendo más
proclamando la Buena Nueva a los pobres.

Para que todo el amor de Dios se pueda conocer
y su gracia adorne a todos
y cada alma clame el objetivo del cielo
ellos fueron al extranjero en nombre de Jesús
inspirados por el Niño nacido
hace dos mil años.

Amén.

~ Padre Joseph R. Veneroso, M.M.

Únase a nosotros y su donación asegurará de que Maryknoll siga preparando a los jóvenes para la vida religiosa en los próximos años.

Haga click aquí para apoyar nuestro trabajo

Para enviar una donación o carta

Maryknoll Padres y Hermanos
P.O. Box 302
Maryknoll, NY 10545-0302

1-888-627-9566

8 AM - 5 PM Hora del Este