Los Padres Maryknoll Kyungsu Son y Thomas Burns están asistiendo a la Diócesis de Lurín, en Lima, Perú—donde Maryknoll tiene ministerios—en la coordinación de los esfuerzos para la ayuda.

La diócesis está movilizando a sus feligreses y otros voluntarios para que recolecten y distribuyan artículos a las víctimas de las inundaciones y deslizamientos de tierra en la Diócesis de Lurín y otras ciudades en Perú.

Se calcula que esta ayuda humanitaria ayudará alrededor de  2,500 personas en el área, enfocándose en quienes viven en extrema pobreza y en familias con niños menores de 5 años de edad. ¡AYUDE Hoy!

 

“Muchas personas están sufriendo debido a los deslizamientos de tierra causados por las inundaciones y muchos otros por la carencia de agua potable,” dijo el Padre Maryknoll Kyungsu Son.

Se calcula que los afectados por los deslizamientos de tierra

necesitarán los siguientes suplementos por varios meses:

 

Agua embotellada

Comida en lata

Tiendas de campaña

Medicinas

 

Además, se necesita ayuda para reconstruir el área

y remover el barro y los escombros de los campos,

hogares y caminos.

Con sus oraciones y apoyo, usted puede Ayudarnos a llegar a las personas afectadas por las inundaciones.

People cross a street flooded by the Piura River March 27 in Peru. Catholics participating in the Peoples Climate Movement march April 29 in the nation's capital will be able to pray at a Mass and visit their representatives on Capitol Hill to discuss the issue of climate change. (CNS photo/Edwin Zapata Alvarado, EPA) See CLIMATE-MARCH-PRAYER April 5, 2017.
peru-flood-1

Más de medio millón de familias han sido severamente afectadas

y cientos de miles han quedado sin

hogar debido a las lluvias y deslizamientos de tierra causados por El Niño, una serie de cambios climáticos que ha afectado a la región

del Pacífico ecuatorial.

JOIN US and  su donación a Maryknoll will ensure that all those we serve who are

most in need—in Peru and throughout the world—are cared for with the

respect they deserve, and receive the compassion of Jesus Christ.