Alivie la Hambruna en África del Este

Respondiendo a un Desastre Natural

Parte de África pasa por una crisis humanitaria no vista desde fines de la Segunda Guerra Mundial.

Los efectos de la sequía han causado hambruna masiva en Kenya, Sudán del Sur, y Tanzania donde los Padres y Hermanos Maryknoll distribuyen alimentos, agua limpia y tanta ESPERANZA como humanamente sea posible a niños y sus familias.

Así es como los misioneros Maryknoll ayudan en África:

  • Comprando alimentos básicos como maíz, sorgo y aceite de cocina
  • Viajando a centros urbanos donde se puede comprar comida
  • Identificando fuentes de agua potable
  • Compartiendo suministros a través de las parroquias locales y centros comunitarios
  • Distribuyendo semillas resistentes a la sequía para obtener mejores rendimientos de cultivos
  • Abogando públicamente por los pobres y desplazados

Ocasione un impacto hoy con una donación para el Fondo de Ayuda de Emergencia de Maryknoll para África del Este.

Drought in South Sudan

Kenya es en gran parte un país semiárido y las lluvias han sido pobres. Además, este año una invasión de gusanos ha destruido una gran proporción de lo que habría sido una mala cosecha.

Los afortunados en Sudán del Sur tienen una comida al día y esta falta de comida y agitación política hace que la gente huya a Uganda en busca de comida y seguridad. Ellos terminan en el Campamento Bidi Bidi, ubicado en Arua, Uganda, que se ha convertido en el mayor campamento de refugiados del mundo. El campamento ahora tiene más de 270.000 sudaneses del sur y sigue creciendo.

Ha habido algo de lluvia en Tanzania pero lamentablemente es insuficiente. La falta de lluvias ha matado a la mayor parte del ganado y las ovejas.

Sus oraciones y su ayuda puede ayudarnos a llegar a la gente de África que desesperadamente requiere de la necesidad más básica de todas – ¡ALIMENTOS!

El Padre Lance Nadeau, M.M. distribuye semillas resistentes a la sequía para ayudar a familias en extrema necesidad de alimentos.

‘Si nos sobreviene alguna desgracia –la espada, el castigo, la peste o el hambre– nos presentaremos delante de esta Casa y delante de ti, porque tu Nombre reside en ella; te invocaremos en nuestra angustia, y tú oirás y nos salvarás’.

2 Crónicas 20

ÚNASE A NOSOTROS y con su donación a Maryknoll, podremos cuidar compasivamente a los niños y las familias que no tienen a dónde ir. Los Padres y Hermanos Maryknoll serán la presencia de Dios en un mundo que está desesperado por la sanación.

Repartiendo maíz en la parroquia