Quién sigue a Cristo

Quién sigue a Cristo se convierte necesariamente en misionero, y sabe que Jesús camina con él, habla con él, respira con él. Percibe a Jesús vivo con él en medio de la tarea misionera